La sociedad egipcia estaba formada por:

Personas privilegiadas : El faraón, los nobles, los sacerdotes y los escribas formaban una mayoría privilegiada

+.- El faraón

Faraón quiere decir 'Casa Grande'. Lo nombraban así or el respeto que merecía.

El faraón lo poseía todo, era el único propietario porque lo consideraban el hijo del dios. Los demás mortales eran sus servidores.

Era el puesto más poderoso que alguien, en la civilizacion del Antiguo Egipto, pudiera ostentar.

El faraón era el gobernante supremo de las tierras egipcias y no sólo poseía el poder político, si no que también contaba con el poder religioso al considerarse que era descendiente de los mismos dioses.

El faraón se ubicaba en la cima de la pirámide social egipcia y tenía todos los privilegios, como también todo el poder sobre la poblacion de la región.

Era el que se preocupaba del bienestar de su pueblo.

Imagen extraída del blog '3.bp.blogspot.com'
Imagen extraída del blog '3.bp.blogspot.com'

+.- Los nobles eran los miembros de la familia del faraón.

Gobernaban las provincias. y Vivian en grandes villas rodeadas de jardines


+.-Los sacerdotes controlaban los ritos religiosos.

Tenían a su servicio a miles de personas que trabajaban para ellos.

+.-Los escribas redactaban los documentos oficiales y llevaban las cuentas y los impuestos reales.

Tenían un gran prestigio y tenían una buena posición económica: solo ellos sabían leer y escribir.


-Solete-

Personas no privilegiadas : Comerciantes, artesanos y campesinos.

Vivían en las ciudades y en el campo.



TUTMOSIS III

era hijo del rey TutmosisII y de una concubina real de nombre Isis. Esta mujer ni siquiera ostentaba el título de esposa secundaria, por lo que las posibilidades del príncipe de llegar a rey habrían sido nulas de no haber muerto su padre sin descendencia masculina de la Gran Esposa Real Hatshepsut.
La tradición real durante la Dinastía XVIII,
Hijo de Tutmés II, sucedió a su padre siendo todavía un niño, por lo que los primeros años de su reinado transcurrieron bajo la regencia de su tía y madrastra Hatshepsut destacó como excelente administrador y gran estratega. De acuerdo con la política expansionista esbozada por su abuelo Tutmés I, dominó Asia Menor y extendió su imperio hasta el Éufrates, tras realizar diecisiete campañas victoriosas, en las que conquistó Palestina (1483-1482 a.C.), ocupó la franja litoral de Fenicia (1476 a.C.) y derrotó a una coalición de príncipes sirios (1475 a.C.).